Algunas novedades

Vaya que he estado un poco distante de este espacio. Sé que prometí escribir con frecuencia pero el trabajo me ha dejando poco tiempo para hacerlo. Y tengo que encontrar una manera de organizar mis actividades, si es que quiero realizar más, solo que aún no encuentro la combinación adecuada.

En lo que va del año, todo se ha ido acomodando poco a poco, aunque si he sentido mucho cansancio y he tenido un par de decepciones, he tratado de no agobiarme o sentirme mal por ello (a veces me es difícil).

Les cuento que pronto empezaré a estudiar de nuevo, y tengo un par de metas que quiero concretar antes de finalizar el año, pero daré detalles en cuanto estén más definidas.

Por otra parte, últimamente me he sentido un poco vacío, como si tuviera un faltante en mi vida. Desde el año pasado, he perdido algo, más no se que sea, y por lo mismo no he podido encontrarlo. Espero que pronto pueda saber que es, para empezar a buscarlo y recuperarlo. Que aunque no se que sea, sé que lo necesito.

Estén en sintonía, y tengan paciencia que trataré de seguir actualizando esto :)

Recuerdos

A veces quisiera poder borrar algunos recuerdos. Más que nada, no poder recordar todo lo que me trae un sentimiento negativo, como en aquel filme de Gondry, Eternal Sunshine of the Spotless Mind.

Cómo hemos cambiado

Hace un par de días vino un viejo amigo a visitarnos a la oficina. El que se casó hace unos meses. Tenía ya un buen rato de no verlo en persona. Y después de una larga plática, no pude evitar en pensar cómo es que nuestras vidas han cambiado tanto en tan poco tiempo. Hace apenas un par de años, nos preocupábamos más por otras cuestiones, el trabajo pasaba a segundo término, teníamos más tiempo libre y solíamos reunirnos cuando menos una vez a la semana.

Hoy con suerte nos saludamos y podemos platicar un poco vía internet. Lo bueno de esto, es que a pesar del tiempo transcurrido, podemos saludarnos como si nos hubiéramos visto hace poco. Como si no existiera una discontinuidad.

Y es que así es esto de crecer, probablemente la parte más difícil es aceptarlo.

La foto es por allá de mediados del 2008, una vez que nos juntamos a jugar Wii. Y posiblemente lo más curioso, es que es una involuntaria secuencia de sonrisas.

Les traigo paz y amor…

Hoy es 14 de febrero. Así que quiero aprovechar para desearle a mi selecto grupo de lectores que la pasen de lo mejor, en compañía de quien más quieren o incluso, solos.

Definitivamente no abordaré el tema del amor, pues es algo complicado para mi. Basta decir con que espero tengan más suerte que su servidor, y sin temor a sonar a cliché barato, quieran a las personas por lo que realmente son, no por lo que aparentan ser.

Un abrazo :)

Un discurso para recordar

Hoy fue un día común y corriente en varias partes del mundo. Pero no en España. Los ciudadanos de aquel país se unieron para protestar en contra de la Ley de Sinde, próxima a aprobarse. Hicieron presencia en la Gala 25 de los premios Goya, utilizando máscaras del personaje V y se manifestaron en contra de la Ministra de Cultura.

Y pese a que la problemática reside en posturas políticas de aquel país, no dejó de sorprenderme el discurso de Alex de la Iglesia, quien es aún Presidente de la Academia de Cine Española, (pues se le ha presionado para dimitir del puesto). No titubeó en expresar su sentir y el de los ciudadanos.

Alex dio un mensaje conciso, que debería ser escuchado por la industria cinematográfica no solo española si no mundial. Reconoció que el internet es el presente, que el medio del entretenimiento debe empezar una transformación para llegar a las sociedades e hizo un llamado a los famosos, recordándoles que el público es quien les ha dado la oportunidad de triunfar. Simplemente épico.

Les dejo el video del discurso, y me pregunto si ¿algún día aquellos famosos mexicanos reflexionarán sobre todo esto?

De cómo me involucré con proyectos web

El boom del internet llegó a mi ciudad por allá del 93-94. En aquel entonces era estudiante de escuela secundaria y aunque me encontraba en el taller de cómputo, los equipos eran viejos y casi obsoletos. Comprar diskettes de Doble o Alta Densidad para cargar el sistema operativo y trabajar con código en Basic, Fox Pro, Logo era algo bastante tedioso.Y a mis 14 años, no le veía mucha utilidad ni era algo que captara mi atención.

Así que, al terminar la secundaria creí que no tenía futuro en el área de las Ciencias Computacionales. Y me dediqué a estudiar otra cosa completamente diferente, un bachillerato en Ciencias Químicas. Pero justo después de ingresar al Bachillerato, un tío me presto su computadora y su cuenta de acceso a internet (Dial-up). Era una IBM Aptiva que contaba con Windows 95. Así fue como conocí una interfaz gráfica, y descubrí el mundo del internet. Y todo cambió.

La tuve en casa por casi dos meses, en los que no había poder humano que me despegara físicamente de ella. A las pocas semanas adquirí mi primer computadora personal, una Compaq Presario de 4 GB de disco duro, 32 MB de Memoria RAM y un Windows 98. Todo un lujo para la época. No tarde mucho en conseguir acceso a internet y después de mucho navegar, me empecé a interesar por el transfondo de la web.

Ingresé a estudiar en una escuela alterna, donde aprendí sobre software, y conocí a un tutor que me facilitó un disco con el software de Macromedia, Adobe y similares (tendría un altercado con mencionado tutor el año pasado, nada grato, pero eso es otra historia). Así conocí Flash (versión 4), Dreamweaver (versión 3), Adobe Photoshop (versión 4), Fireworks (versión 3) entre otros. Posteriormente, para mantenerme actualizado y debido a lo lento de mi conexión a Internet, me dedicaba a comprar revistas con CD’s que incluían las nuevas versiones trial. El resto del proceso ya se lo deben imaginar.

En mis tiempos libres me dediqué a leer tutoriales y manuales sobre su funcionamiento, y sobre como construir sitios web. Hice algunos proyectos personales y al poco rato, en el mismo bachillerato me topé con un grupo de geeks que se dedicaban a lo mismo. En aquellos años, la manera de interactuar con nuestros semejantes (fuera de la escuela, en la cual no era muy popular) era mediante IRC. Y así, a través de un canal de IRC conocí al Zapato, Chalan, gire, DarkSun, entre otros (de hecho, algunos de mis contactos, son gente que conocí por este medio). Y además, me uní a sus proyectos independientes, donde lo principal era postear artículos extraños y bizarros desde nuestro punto de vista, usando humor negro como ancla. Si hoy sobrevivieran algunos de esos proyectos, serían dignos de enmarcarse, por ser antecesores directos de un blog, y por retratar la vida de un grupo de bachilleres experimentando con eso del internet. Para muestra, el video siguiente, el cual pretendía que algunos de nuestros compañeros saltaran del techo de la escuela. Así, sin pensar en las consecuencias que eso podía traer (tanto sanciones como daños físicos):

Pero me desvío. ¿Que pasó después? Pues regresé a estudiar Ciencias Computacionales. Y cuando me era posible, llegaba a trabajar como freelance diseñando sitios web, todo a través del lenguaje HTML, apoyado por el software de aquel entonces. Con ese estilo noventero, de GIFS, imagenes cortadas por Fireworks, tablas y Animaciones en Flash (con todo e intros). Participé en el primer Portal de Cd. Victoria, Canal Victoria (Ojo, no en el que existe actualmente, ese es un pésimo y vergonzoso plagio del original), que además fue el primero en utilizar una plataforma en PHP, y se encontraba hospedado en un servidor local. Además también tuve la oportunidad de participar en algunos sitios para empresas locales.


Logo del Original CanalVictoria.com

Cuando la empresa no dio para más y quebró, solo me quedó trabajar en proyectos multimedia hasta que encontré trabajo en una Universidad Virtual. Allí me tocó diseñar para proyectos web educativos. Forme parte de la empresa hasta que mis necesidades cambiaron, y decidí buscar algo nuevo.

Al poco rato ingresé al Gobierno del Estado, donde me volví a reencontrar con un amigo de más de 10 años, uno de los principales miembros de los proyectos web de bachillerato, el buen gil. La historia que viene después, es material para otro post, pero basta con decirles que a la fecha continúo diseñando para web, aprendiendo sobre nuevas tecnologías y estando orgulloso de darle una nueva imagen al portal del estado al cual pertenezco.

Y lo que ha sucedido hasta ahora, y como me he encaminado hasta llegar a donde estoy, es bastante curioso. Les pongo un ejemplo. Cuando terminé mi relación laboral con la universidad virtual, me dediqué a realizar mi trabajo de investigación de estudios de posgrado. Me interesé por la parte de Usabilidad, y me compré un par de libros (El principal, No Me Hagas Pensar, muy recomendable). El punto es que posteriormente seguí interesándome en el tema y aprendiendo al respecto. Sin esperarlo, el trabajo que hoy desempeño tiene  una estrecha relación con Usabilidad Web. Y la verdad, es algo que me gusta mucho :)

Así es como me involucré con proyectos web. No se que venga el día de mañana, pero me parecerá interesante descubrirlo. Y espero vivir lo suficiente para ver como cambia esto de la internet y ser parte de ello.

Y así tener algo que contar en el futuro. Aunque me dirijan una mirada donde me hagan sentir como un dinosaurio.

De cómo conocí a Batman

Era el verano de 1989 cuando ingresé a la escuela de educación básica (conocida como escuela primaria en mi país). Un mundo nuevo, diferente, y hasta cierto punto aterrador (como para cualquier niño de 6 años que ingresa a un lugar completamente desconocido, rodeado de completos desconocidos).

En aquel grado, el aprendizaje era diverso y posiblemente por ser el inicio de una nueva etapa, contaba con pequeños espacios recreativos para quienes terminaban a tiempo sus actividades. Y durante ese período podías dibujar, pintar, o hacer cualquier otra cosa posible que te mantuviera entretenido, siempre y cuando fuera desde tu pupitre sin molestar a tus semejantes.

Buscando que hacer en aquel entonces, le comenté a mis padres que necesitaba desempeñar una actividad durante mis espacios de tiempo muerto (aunque no lo crean, en aquella época era bastante aplicado, pero como siempre, poco social para convivir con el resto de mis compañeros). La solución que me dieron mis padres fue sencilla, me compraron un par de libros para colorear. Recuerdo que ni siquiera los vi, hasta el día que me los obsequiaron (un sábado por la tarde, que era el día en que compraban la despensa). Y fue así, como conocí a Batman, a través de un libro para pintar. Mi primera impresión al ver al héroe de traje gris y azul, fue que parecía llevar ropa interior por encima de las mallas, una capucha singular con dos “picos” que parecían orejas, una capa y un enorme cinturón color amarillo. Fantástico.

Desde ese día, y poco a poco, pude conocer más de su historia a través de los medios de la época. La televisión fue uno de ellos. Me recuerdo a esas edades (y un poco mayor) en casa de mis abuelos, viendo la serie de los años 60s a través del canal Fox (si es que la memoria no me falla). Gracias al poder de las retransmisiones viajaba al pasado para disfrutar de ese curioso pero entretenido mundo.

También tuve mi etapa de lector de cómics, Batman vs Depredador, Arkham Asylum fueron algunos de los títulos que llevados a mis manos a través de Editorial Vid y de la pequeña librería central, tomaron parte en mi adolescencia. Y ¡cómo olvidar la serie de los 90s!. Confieso que aunque ya tenía 15 años, me sentí atrapado por la originalidad de la trama y el estilo tan singular con el que fueron dibujados los personajes. Una joya de poca duración, y que espero algún día adquirir por simple gusto personal.

Me tocó disfrutar de algunas de las películas de los 90s en el cine, donde fue llevado con un sello que algún día las hará de culto (a excepción de Batman & Robin, todos sabemos que fue un asco). Mi villano favorito siempre fue The Riddler y el verlo personificado a través de Jim Carrey fue espectacular (al menos en 1995 lo fue para mí).

La historia aunque data de 1939, es por demás envolvente, el hombre que lleva una tragedia de trasfondo y se dedica a hacer justicia por su propio pie, sin ayuda de super poderes es lo que lo sigue manteniendo como un clásico. Retrata el idealismo de todo hombre común, hacer justicia en un mundo que pide a gritos de ella.

Hoy, los últimos filmes han sido realizados por Nolan su equipo. Las expectativas de los fanáticos se han superado en cada estreno. Batman se ha plasmado realista y maduro. Con grandes actuaciones y guiones muy bien elaborados. Y me fascina. Por allí leí que el hecho de que una película de Batman te haga pensar, es algo positivo. Al menos hasta ahora, mis esperanzas están en Nolan para el siguiente filme, que no dudo, nuevamente volverá a superar expectativas.

No se que venga el día de mañana para la franquicia, lo que estoy seguro es que preferiría que muriera antes de ser presa de algún experimento de su editoria (DC) donde sea minimizado o sea despiadadamente utilizado como un gancho comercial.

Aunque espero todavía tengamos Batman para rato, pues es emblemático para mi generación, las anteriores y algunas posteriores.

Y ustedes ¿Cómo conocieron a Batman?

Algo sobre mi última esperanza…

Hoy, después de tanta agonía, murió mi última esperanza. Y aunque cada día que pasaba sufría más, nunca tuve el valor para terminar con su vida. Me aferré, y luché con todas mis fuerzas, más no pude cambiar su destino, el cual era perecer.

¿Cómo me siento? deprimido, desencajado, frustrado, cansado y decepcionado. Sé que no siempre es garantía obtener buenos resultados cuando se da lo mejor de sí, pero el dolor es inevitable. Dolor que solo el tiempo puede sanar. Y lo único que sé, es que la recuperación será lenta. Y que las cosas no volverán a ser igual.

Nunca lo son.

Bye Bye Hotmail

Después de 10 años 3 meses y 17 días de utilizar la primer cuenta de correo electrónico que creé en hotmail, hoy le digo adiós. Fueron 10 años de agregar y eliminar contactos, donde conocí e interactué con mucha gente, aunque pocos perduran.

Y si me preguntan por qué no lo había hecho antes, no era más que pura nostalgia. Pero son tiempos de cambio. La usaré en lo que actualizo mi nueva dirección en los sitios en los que me encuentro registrado.Espero no pase de este mes para poder cerrarla definitivamente.

En cuanto a mi nueva cuenta de mensajería instantánea, será una que contenga este dominio, pronto los agregaré, así que no se les pase aceptarme :)